Destitución al Presidente de la república por incapacidad mental: Jesús Villarreal

Durante la sesión permanente celebrada este lunes en el Congreso del Estado, el Diputado Jesús Villarreal presentó una iniciativa ante el Congreso de la Unión, a fin de adicionar un segundo párrafo al artículo 86 y la fracción XXI al artículo 89, ambos de la Constitución política de los Estados Unidos Mexicanos, para que se establezca la facultad de destituir al ejecutivo Federal, por presentar incapacidad mental manifiesta al ejercer el cargo conferido.

El legislador señaló que esto obedece a que, en estos últimos meses, el país se ha inmerso en muchas situaciones y de gran impacto negativo en la economía, a raíz de las declaraciones de López Obrador.

“Es insostenible que solo por sus declaraciones todo el país esté confrontado, porque dice una cosa y la realidad siempre es otra”, aseveró el diputado.

Unos ejemplos de sus declaraciones fallidas durante sus ruedas de prensa y comunicados.

 

Dijo que Pemex lo rescataría y ahora está en quiebra.

  • Al final hizo alarde de la venta del avión y rifa-y ni se vendió ni rifo.
  • Dice en sus ruedas de prensa que existe baja ocupación hospitalaria, pero todos los Estados se encuentra llenos.
  • La Neumonía atípica que no es coronavirus, y siempre si lo fue.
  • Hace tres meses nos preparamos para la pandemia y no era cierto, porque anduvieron con compras de pánico a China.
  • La reapertura de los municipios de la esperanza que o reabren.
  • El gobierno más ecologista del mundo, pero cancelaron en trabajar con energías renovables y solo con el petróleo.
  • La curva aplanada que no es plana.
  • Ya no hay corrupción, pero el hijo de Bartlett vende ventiladores a sobre precio
  • El gobierno más honesto del mundo, pero se mantienen con asignaciones directas.
  • Piden quedarse en casa y a los minutos menciona que se va de gira, por esta disparidad, es que la gente no hace caso.

Por último, cuestionó lo siguiente:

¿Qué nos deparará el destino para el 2024? Aún nadie lo sabe, ni siquiera él; lo que sí sabemos es que su toma de decisiones no se ha basado en presupuestos lógicos, ni legales, ni económicos.

 

Comments

comments