Exigen provean medicamentos y tratamientos para personas que padecen cáncer

La Diputación Permanente del Congreso de Chihuahua, exhortó al titular del Poder Ejecutivo Federal para que por conducto de la Secretaría de Salud, se abastezcan a la brevedad los medicamentos y tratamientos para las niñas y niños que padecen cáncer en todo el País, asimismo para que la administración federal sea sensible a las demandas de padres y madres que se han manifestado por la escasez de fármacos oncológicos en el país.

La petición fue presentada por el Grupo Parlamentario del PAN en voz de la diputada Marisela Terrazas Muñoz, y por el diputado Lorenzo Arturo Parga Amado, quienes en ambas peticiones enfatizaron la urgencia y necesidad de que el Poder Ejecutivo Federal, garantice a los miles de niños y niñas con cáncer, el acceso a servicios de atención médica especializada, a los tratamientos adecuados que requieren, así como al abasto de los medicamentos que necesitan para contrarrestar sus padecimientos.

En la iniciativa de Terrazas Muñoz, resaltó que: “es sorprendente que, a pesar de todos los datos sobre las mortalidades en personas con cáncer, el subsecretario de una de las instancias más importantes como lo es Prevención y Promoción de la Salud se manifieste de esa manera y en contra de las niñas, niños y todas las organizaciones sociales, civiles y demás que están pugnando por el cumplimiento del ejercicio de un derecho tan importante como es el derecho a la salud”.

Por su parte, el diputado Parga Amado, dentro de su petición señaló que: “la supervivencia de los pacientes que padecen cáncer es de hasta un 80% con un diagnóstico y tratamiento oportuno, es decir, que un niño con cáncer puede curarse si recibe un tratamiento oportuno, y un niño enfermo sin atención muere.

Lamentablemente la falta de servicios de salud para la atención de miles de niños con cáncer contribuye directamente con el incremento de muertes por esos padecimientos”.

“Hemos sido testigos de múltiples testimonios y manifestaciones de padres de familia, que exigen para salvar la vida de sus hijos, les sean otorgados los tratamientos adecuados.

El recién creado INSABI, a prácticamente dos años de su existencia no ha logrado garantizar la cobertura de servicios médicos para toda la población mexicana, mucho menos para garantizar la cobertura de los servicios de salud especializados y de medicamentos, para los miles de niños con cáncer.

Por último, en ambas iniciativas se menciona que el acceso a la salud es un derecho constitucional de las y los mexicanos y un compromiso que México ha asumido mediante diversos Tratados, como la Declaración Universal de Derechos Humanos, y la Convención sobre los derechos del niño, por lo tanto, es obligación del gobierno asegurar y garantizar por todos los medios el acceso de los mexicanos, a los servicios de la salud, por encima de cualquier política de estado.