Orienta IMSS Chihuahua qué hacer y apoyar a quien sufre de una crisis convulsiva

  • Aproximadamente dura entre 60 y 90 segundos
  • Es necesario mantener la calma, despejar el área alrededor de la persona, no colocar  ningún objeto entre los dientes, ni boca; y esperar que pase la crisis.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Chihuahua, destacó la importancia de que la población conozca y aplique algunas medidas en caso de que una persona presente una crisis convulsiva, mediante las cuales se podrán minimizar complicaciones, en tanto que, de ser necesario, se traslada al paciente al hospital más cercano.

El urgenciólogo adscrito al Hospital General Regional No.1, “Morelos”, doctor Manuel Payán Valdés, explicó que la crisis convulsiva pueden presentarse por diversas causas, siendo las más frecuentes por fiebre en niños, falta de administración de los medicamentos para el control del padecimiento, o bien, pueden ocurrir sin causa aparente.

Señaló que es importante conocer cuando un familiar padece epilepsia, ya que en caso de que requiera de atención médica, lo que se observe durante la crisis ayudará de gran forma al médico para una mejor y rápida atención al paciente.

El médico indicó que un punto básico para todos aquellas personas que sufren este padecimiento, es no olvidar traer consigo una tarjeta del IMSS, identificación con nombre, dirección, tipo de sangre, los medicamentos y horarios que utiliza, el número de un familiar y/o médico de cabecera a quien poder contactar.

El médico señaló que ante una crisis se debe de observar lo siguiente:

*Mantener la calma y esperar que termine la crisis.

Cuando ésta ha comenzado ya no se puede detener, por ello no luche con el paciente ni trate de contener los movimientos; en la mayoría de los casos las crisis duran aproximadamente de 60 a 90 segundos y raramente puede pasar de los 5 minutos.

*Despeje el área alrededor de la persona, retire los objetos cortantes, puntiagudos o duros con los que se pueda lastimar

*Coloque un objeto suave como una almohada o una prenda de vestir doblada debajo de su cabeza para que la persona no se golpee

*Algunos pacientes tienen síntomas previos o premonitorios que indican que van a sufrir una crisis, por lo que se puede aprovechar para recostarlo en un sofá, cama o bien en el suelo, para evitar que se golpeen al caer.

*No se debe colocar ningún objeto entre los dientes.

Si la persona tiene la boca cerrada fuertemente no trate de abrírsela, pues podría lastimarla u obtener una mordedura en los dedos.

*No trate de jalar la lengua hacia fuera, ni trate de intentar sacar algún bocado de su boca

*No meta objetos en la boca del paciente, pueden obstruir la adecuada respiración

*Voltee la cabeza de la persona hacia un lado, no mueva al paciente y afloje su ropa apretada.

Al voltearle la cabeza se permite que la saliva u otro líquido de la boca salgan fácilmente.

Asimismo, Payán Valdés informó que cuando se presentan muchos ataques, uno tras otro, sin recuperar la conciencia o si el ataque dura más de 10 minutos, se requiere la intervención inmediata de un médico, por lo que se debe de avisar a uno o trasladar al paciente a la unidad médica más cercana.

Sin embargo, añadió que cuando una crisis es breve (menor de 5 minutos) y no vuelve a presentarse, debe llamar a su médico para concertar cita y revisar al paciente.

“No se debe de acudir a un servicio de urgencias a no ser que esta crisis sea la primera o se acompañe de fiebre”, puntualizó.

Finalmente, el urgenciólogo señaló que es importante que el paciente siempre lleve un control de crisis para que su médico evalúe los resultados del tratamiento.