Policía municipal es testigo de un “choque y fuga”; le dan la orden de que no siga al responsable

Éste sábado 8 de enero, a las 00:05 horas, hubo un choque y el responsable huyó. Un policía que pasaba por el lugar, de inmediato informó a la central que tenía a la vista un vehículo, el cual acababa de participar en un choque y que se había “dado a la fuga”. El supervisor de turno, le indicó al policía que así lo dejara, que no lo siguiera, y que mejor le hablaran a vialidad.

Posteriormente, el policía de nuevo le pidió a la central que le revisara en el sistema las placas -para ver si no era un vehículo robado-, pero en eso lo interrumpió otra vez el supervisor; “LE DI LA ORDEN DE QUE NO LO SIGUIERA”. El pobre elemento se quedó cayado y dejó la persecución, aun cuando iba a metros del responsable.

Los hechos ocurrieron en Chihuahua 2000, el responsable huyó hacia la Nogales…

Total, dejaron huir a ese vehículo con total impunidad, el pobre afectado se quedó en el lugar viendo cómo le iba a hacer para seguir al responsable…

Cabe destacar, que los municipales se dan atribuciones de vialidad para detener a cuánto vehículo se les antoja, pues es la orden de sus supervisores…pero ahora resulta que cuando sí deberían actuar, cuando están en presencia de una “felonía”, se hacen de la “vista gorda” por órdenes de arriba.

Ahora, saltan varias preguntas; A lo mejor el supervisor estaba avisado de que el que huía era un criminal… ¿A caso llevaba a un “encajuelado”? ¿Acababan de ejecutar a alguien? ¿Acababa de asaltar a alguien? ¿El vehículo era robado?

Sin duda, un dolor de cabeza para el Director de la policía municipal Julio César Salas, pues Gilberto Loya le dejó a puro supervisor y coordinado mañoso, no hacen bien su trabajo y a su vez, hacen quedar mal a Salas, por más ganas que le eche, esos malos policías se lo van a llevar entre “las patas”.

Y para muestra un botón; hace unos días fuimos testigos de cómo un par de sujetos pusieron en jaque a la corporación, asaltando cuatro negocios comerciales en tan solo 45 minutos. El coordinador del Villa -distrito policial-, Isidro Palomares, nomás no “dio con bola”, sin ninguna estrategia dejo que los ladrones se burlaran de la corporación.

A los policías se les olvida su lema: Proteger y servir a la comunidad…

Fuente: www.porlalibre.com.mx