Salió igual, o peor que los anteriores

Este lunes se discute en el Congreso del Estado, el dictamen que contiene el llamado Fortalecimiento Financiero del Estado, el cual propone Maru Campos, y que ya pasó como cuchillo en mantequilla por la comisión de Programación, Presupuesto y Hacienda Pública, la cual tiene mayoría panista y priista.

Morena se posicionó en contra, y con justa razón, pues este proyecto abarca la contratación de 5 mil 500 millones más de deuda, aún y cuando la gobernadora advirtió que no se incrementaría el endeudamiento, que, de entrada, Corral, dejó muy lastimado.

Los panistas insisten en que esa lana vendrá etiquetada para obra pública e infraestructura, pero la realidad, es que representará una deuda muy larga para Chihuahua, y aunque el argumento sea en el sentido de que las cuotas que se pagan mensualmente por concepto de interés, no se verán afectadas, sí se extenderá el plazo para pagar, es decir, se pagará lo mismo, pero por muchos años más, lo que para ciegos y sordos, es claramente más deuda, o sea que Maru salió igualita o peor, que los anteriores mandatarios.

La mala noticia, es que, aunque Morena va en contra y Movimiento Ciudadano se abstuvo de votar en la comisión, los 15 panistas, los 5 priistas y el cabildeo que lograron esta semana, representan la mayoría calificada que necesita ese dictamen para su aprobación, lo que significa que a partir del 1 de enero, Chihuahua pasará de una deuda de 75 mil millones de pesos a más de 83 mil millones de pesos, más de un año de presupuesto estatal.

Autor: Alfredo Sáenz