Tras asesinar a los 2 jesuitas, se confesò «El Chueco» con otro sacerdote

Según lo revelado por el sacerdote Jiver “Pato” Ávila, en entrevista para Ciro Gómez Leyva, el líder criminal José Noriel Portillo, alias el “Chueco”, conversó con el durante cerca de una hora luego de haber asesinado a Javier Campos y Joaquín César Mora así como a un guía de turistas en la iglesia de Cerocahui.

El Chueco pidió perdón por los homicidios, sin embargo, tras la conversación, tomó los tres cuerpos y se los llevó del lugar.

Los hechos narrados habrían tenido lugar la tarde del pasado lunes, luego de que trascendiera el reporte que informaba sobre tres civiles asesinados en el municipio de Urique.

José Noriel  Portillo alias «El Chueco» tiene aproximadamente 30 años

El principal sospechoso de este triple homicidio, es buscado desde el 2018 por la Fiscalía General del Estado por su participación en el asesinato del turista de origen estadounidense, Patrick Braxton-Andrews.

Además, al “Chueco” se le acusa del asesinato de activistas en la Sierra Tarahumara.

Según datos oficiales, el individuo lidera a la mafia conocida como “Gente Nueva”, del Cartel de Sinaloa.

El sujeto opera en Mesa de Arturo, Bahuichivo, Cerocahui y San Rafael, entre otras.

También ha formado alianzas con otros jefes criminales en Urique, Guazapares y Chínipas.

Con todo y la orden de aprehensión en su contra por diferentes delitos, el sujeto no ha sido detenido pese a los diversos operativos policíacos implementados en la zona.

Extraoficialmente pobladores dicen que sí fue él quien se los llevó, después de que cuestionó a uno de los sacerdotes por darle los santos óleos al civil lesionado, pero de manera oficial no se ha confirmado.

Con informaciòn de (EL UNIVERSAL)