Los regidores vividores del extinto PANAL

Los regidores del extinto PANAL; Indra Manzo Rascón que representa a la sección 42 y José Alfredo Navarrete Paz que representa a la Sección 8, ya les gustó mamar y dar de topes.

Hasta los demás maestros dentro del magisterio ya están hartos de tener a esa clase de “representantes”.

Desde un principio -por ética- debieron de pedir licencia, o sea, separarse del puesto de maestros. La Función Pública les dio “chanse” de no renunciar, perooo, siempre y cuando las obligaciones fueran cumplidas en cada trabajo, sin embargo no cumplen aquí ni allá.

El profe Alfredo Navarrete tiene aspiraciones de ser el líder sindical de la Sección 8 y por ende, se la pasa encampañado en todos los municipios nomás haciendo grilla para ser el elegido.

La maestra Indra Manzo no quiso pedir licencia porque estaba esperando su base como directora para mamar echadota y dar de topes.

De tal manera que, cobran como empleados del magisterio y como regidores. En el magisterio están indignados al tener a representantes tan huevones y vividores, los dos maestros  se mantienen en grillas sindicales y en el cabildo solo van dos días a la semana.

Todavía el “profe-regidor” Navarrete quiere mamar más, pues se le ocurrió a éste vividor que se aumenten los “apoyos” que le dan a cada regidor mes tras mes -aparte de su sueldo- que suba de 20,000 pesos que les dan, 40,000.

Ese apoyo que se les da, es para “ayudar” a la gente que van a pedirles apoyos, pero éste chango no suelta ningún peso para nadie, se los embolsa todos.

Ese apoyo que quiere Navarrete que aumente, es porque se está gastando mucho de viáticos cuando visita los municipios porque le urge ser líder sindical, en lugar de hacer gestiones.

El que pide que se aumenten los “apoyos”, es un sujeto que su partido desapareció, no tuvo votos, además se dedica a hacer grilla sindical.

Autor: Alfredo Sáenz / www.porlalibre.com.mx