Programa del Gobierno Federal otorga un alivio y da seguridad a personas adultas mayores

«Ya hay para frijolitos», dice bolero del Centro Histórico tras recibir su tarjeta de la Pensión Universal

Salir a buscar el sustento se torna complicado para Raúl en una ciudad donde el clima es crucial para que sus clientes se tomen el tiempo para una «chaineada»

Nunca he visto un apoyo como este, señala Raúl; para el delegado Juan Carlos Loera se trata de «un acto e justicia»

Sin importar qué tan intenso pueda ser el calor en verano o qué tan crudo el frío de invierno, Raúl Villa tiene que salir a diario a con seguir el sustento para él y su esposa en una ciudad donde el clima es crucial para que sus clientes se tomen el tiempo para una «chaineada».

Llega al Centro Histórico de Ciudad Juárez con un cajón de madera donde guarda cepillo, jabón, grasa, tintas, cera y un trapo para lustrar y se prepara para trabajar en el tradicional oficio de bolero.

“Yo tengo 65 años y en toda mi vida, hasta ahora, nunca he visto un apoyo como ahora con el presidente este”, señala convencido de que cada vez resulta más difícil acceder al mercado laboral conforme avanza en edad.

Pero desde este viernes la vida parece ser un poco más benévola para Raúl, quién ha recibido la tarjeta bancaria del Programa de Pensión Para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores que el Gobierno de México otorga como un derecho universal a quienes han pasado los 65 años de edad.

Con ella podrá obtener por derecho constitucional 3 mil 850 pesos bimensuales para su beneficio.

Comentó que ayudas como esta nunca se habían presentado y hoy la vida se presenta con más seguridad, pues “ya tengo para los frijolitos” en caso de que el clima sea adverso y las personas no puedan quedarse a dar una boleada, la despensa ya está segura.

Hoy, en su gira de trabajo por Ciudad Juárez, el delegado estatal de Bienestar, Juan Carlos Loera de la Rosa, llevó a cabo la entrega de las tarjetas del programa insignia del Gobierno Federal.

El evento se llevó a cabo en el Instituto Tecnológico de Ciudad Juárez (ITCJ), donde reiteró que este derecho “no es una dádiva o un regalo es un acto de justicia para aquellos que trabajaron por muchos años para que el país saliera adelante».

Dijo que es un «reconocimiento para aquellas trabajadoras y trabajadores que siempre dieron lo mejor de sí para sacar, no sólo a su familia adelante, sino a todo México, ellos fueron el soporte principal de esta nación»
.
El representante del presidente en la entidad fue más específico:

«Todos ellos se mantuvieron firmes a pesar de “un nulo incremento de los salarios o incrementos que estuvieron muy por debajo de la inflación; que les tocó ver devaluaciones, inflaciones, carestía, fuga de capitales, por ello este es un acto de justicia, se les esta regresando una pequeña parte de lo mucho que han hecho».

Explicó que hoy se entrega la tarjeta y se espera que en un período de 15 días ya esté activada y con ella puedan hacer compras y retiros en todas las tiendas de autoservicio e instituciones bancarias.

En el evento también estuvo presente el director del Instituto Tecnológico de Ciudad Juárez, Hermenegildo Lagarda Leyva quien reconoció el trabajo humano que hace este gobierno federal a favor de quienes más lo necesitan.

Se contó también con la presencia de la delegada regional de Bienestar, Elizabeth Guzmán Argueta; la diputada local por el Distrito X, María Antonieta Pérez Reyes; la diputada Adriana Terrazas, así como los beneficiarios, Joaquín Lerma Soto, María Bonifacia Rodarte Sánchez y Joaquina Escárcega Baca.